Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

jlatorre
Enrique Gil Botero
Enrique Gil Botero, ministro de Justicia.
@MinjusticiaCo

En medio de un acto que se realizó en el corregimiento de Caracolí en el departamento de la Guajira, el Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero, ofreció disculpas públicas en nombre del Estado, por la masacre contra cinco personas ocurrida en 2002.

Cumpliendo dos órdenes del tribunal Administrativo de la Guajira del año 2016, Gil Botero encabezó el acto de reconocimiento y responsabilidad de la Nación en el asesinato de Jaime Elías Mendoza Loperena y Rosa María Loperena, de dos menores de edad y la desaparición forzada de Luis Antonio Mendoza Montaño, algunas de las víctimas de la masacre .

Los hechos se registraron en la vereda El Limón, en cercanías a Riohacha, cuando un grupo paramilitar llegó hasta esa vereda y lanzó varios artefactos explosivos que cegaron la vida de 16 nativos de la comunidad wiwa.

El Ministro de Justicia precisó que "Hoy me hago presente en este acto público, como Ministro de Justicia y del Derecho, en nombre y representación del Estado colombiano y del señor Presidente de la República, para pedirles disculpas a ustedes, las víctimas y sus familiares, por los daños que sufrieron, el dolor y las afectaciones que experimentaron como consecuencia de estos hechos”.

Gil Botero manifestó que ese acto de disculpas públicas no regresará la vida a las personas que fueron asesinados, pero destacó que “son una muestra del compromiso del Estado por evitar que hechos como estos se repitan".

“En nombre del Estado Colombiano, del Presidente y de toda la Nación más que disculpas, pido perdón por estos graves hechos que no se deben volver a dar, no pueden volverse a repetir en la historia del país", señaló.

El Ministro de Justicia enfatizó que las Fuerzas Armadas deben seguir con su compromiso de defender a los ciudadanos colombianos, para evitar que masacres como la ocurrida en esa región  del país, vuelvan a repetirse.

Por su parte, Madeleine Mendoza, familiar de unas de las víctimas de estos hechos, aseguró que es necesario dar el paso y perdonar.

"Es necesario que seamos los primeros en dar este paso, reconstruir nuestra vida y poder iniciar de nuevo y perdonar aunque nos duela”, manifestó.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.