Cargando contenido

El Ministerio Comercio y Turismo y la Alcaldía de Cartagena anunciaron medidas para controlar el turismo y evitar más daños ambientales.

Playa Blanca
Playa Blanca.
Colprensa

Las autoridades de Cartagena y el Ministerio de Comercio y Turismo advirtieron de la desaparición de Playa Blanca, en la isla de Barú, por la falta de control a las construcciones ilegales y al turismo masivo que se adelanta en esa zona de la ciudad.

La Ministra María Lorena Gutierrez, manifestó que la zona de playas está desapareciendo y mostró su preocupación por los impactos ambientales que se evidencian en la zona por las actividades turísticas informales, y el mal uso de los ecosistemas marinos.

La funcionaria aseguró que hace falta autoridad y anunció medidas para organizar las actividades comerciales en ese sector.

"Se necesita autoridad y trabajo con la comunidad, no podemos permitir que sigan actividades informales, tenemos que hacer un plan de choque para organizar la playa, si usted mira ya no hay playa está tomada, sólo hay uno o dos metros de playa y tenemos que hacer un ordenamiento. Se puede tener negocios, pero no  se puede dormir acá, y eso esta sucediendo por la falta de autoridad y organización", dijo la ministra.

Por su parte el alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño, señaló que le fue solicitado al ministro de Defensa aumentar la presencia de la Policía y la Armada, en el área protegida para evitar que sigan desarrollándose actividades ilegales en esa zona.

"Solicitaremos un aumento del pie de fuerza, la cartera de Turismo lo hará al Ministerio de Defensa, también pediremos mayor presencia de la Armada, la Infantería de Marina para controlar las actividades que se hagan en las playas", añadió Londoño.

Las autoridades además anunciaron que ya está en trámite la construcción de un embarcadero para que las lanchas que transportan turistas tomen a los pasajeros en una zona segura y alejada de la arena blanca que tiene esa playa.

El alcalde (e) Londoño señaló que dentro de las medidas está contemplada la instalación de una malla para separar la zona de bañistas de la zona de los corales, así como la delimitación de los terrenos correspondientes a FONADE para tener claridad.
 

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido