Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Agresión a presuntos estafadores
Foto tomada de redes sociales

Dos personas que presuntamente pretendían estafar a residentes del barrio Montecristo en Barranquilla, ofreciendo bajo engaño tarros de pintura a bajo costo, fueron sorprendidas en su intento ilícito por vecinos que procedieron a agredirlos y despojarlos de su ropa. 

Lea además: Identifican al delincuente abatido en intento de robo a un carro de valores, en Atlántico

Según se estableció, los presuntos estafadores llegaron a una residencia del sector ubicado en la localidad, Norte Centro Histórico, con la intención de comercializar pintura para la casa, aprovechando la proximidad de la celebración de navidad y fin de año.

En medio de la conversación de oferta del producto, el propietario de la vivienda, al desconfiar de la sospechosa actitud de los supuestos vendedores, decidió abrir los galones y descubrió que lo que había al interior de los recipientes era cal concentrada y no pintura de agua, por lo cual en medio de la molestia, tras descubrir la trampa, arremetió en su contra con golpes y patadas,  junto a otras personas.

No quedando satisfechos con la paliza infligida, los residentes del barrio, obligaron a los dos hombres a quitarse la ropa y sacarlos a la calle, como forma de castigo y reprimenda social, exponiéndolos al escarnio público.

Al lugar del hecho llegaron unidades de la Policía Metropolitana de Barranquilla, quienes evitaron un mayor castigo a los individuos y dieron captura a los sujetos.

El bochornoso hecho quedó registrado en videos virales en los que se aprecia a los hombres en medio de la burla generalizada de vecinos y residentes.

Lea además: Investigan agresión por parte de presunto miembro de la Policía en el Atlántico

Aunque para muchas personas, la situación deriva en una simple anécdota de presuntos delincuentes que pagaron caro su atrevimiento, el castigo aplicado es una clara violación a los derechos humanos.

El defensor Regional del Pueblo, seccional Atlántico, Carlos Julio Manzano, rechazó la particular acción de irrespeto a la dignidad humana y reiteró el llamado a confiar en la institucionalidad.

"Vamos a designar unas personas de parte de la Defensoría, para que puedan atender estos casos. El hecho de coger y desnudar a una persona y proceder a un linchamiento, claro que tiene el rechazo de la Defensoría en una forma contundente, porque esta no es la forma como debe responder la ciudadanía barranquillera y desde aquí le hacemos un llamado a la comunidad a que confíe en las instituciones", indicó el representante del organismo de promoción de los derechos humanos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.