Foto de RCN Radio.

Un grupo de guías turísticos se plantaron a las afueras de las instalaciones del Palacio de la Inquisición, ubicado en el centro histórico de Cartagena. La toma de los guías respondería una decisión que tomó el director Museo Histórico de Cartagena, el historiador Moisés Álvarez, quien al parecer, habría ordenado que las personas que ofrecen este tipo de servicios, no pueden ingresar al lugar. Javier Sanchez, de 83 años de edad y quien lleva más de 40 años prestando el servicio de guía turístico en la ciudad, manifestó su malestar por "el veto" que considera se ha alzado contra el gremio, al tiempo que cuestiona el uso que desde la administración del Museo Histórico se le estando al mismo, quien en su criterio se ha convertido en escenario para "realización de bodas y eventos sociales". "No estamos de acuerdo que aquí se hagan matrimonios y eventos porque esto es patrimonio cultural de la humanidad", expresó. Víctor Mendez, presidente del Sindicato Único de Guías de Turismo de Cartagena, calificó como "una arbitrariedad" el no permitirle el ingreso al Palacio de la Inquisición a los prestadores de servicios de guianza turística, más si se tiene en cuenta que la labor que vienen realizando las personas que ejercen este oficio, data desde hace muchos años. Frente a la problemática, el líder sindical dio a conocer una carta que el gremio dirigió a la Presidencia de la República, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Consejo Profesional de Guías de Turismo, Alcaldía de Cartagena, Corporación de Turismo Cartagena de Indias, Ministerio del Trabajo, Fiscalía General de la Nación, Procuraduría General de la Nación, y demás entidades vinculadas al sector turismo de la ciudad. "Pedimos la reintegración inmediata de nuestros compañeros, revisión del maltrato del que hemos sido sometidos por parte del director del Museo quien ordenó a todo el personal de planta para que desarrollaran en nuestra contra, todo un perverso plan de persecución y de maltrato psicológico, donde hay compañeros seriamente afectados", dijo. Marta Pardo, quien también se desempeña como guía turística, sostuvo que lo que ha sucedido en el Museo Histórico ha sido "un desplazamiento y exclusión" hacia el gremio. "Esto corresponde a una actitud complemente despreciativa en la cual, nosotros los guías turísticos, nos sentimos completamente abandonados por los entes turísticos", afirmó. RCN Radio intentó obtener una declaración de Moisés Álvarez, director del Museo Histórico de Cartagena, pero no fue posible un pronunciamiento oficial.