Un grupo de habitantes del Corregimiento de Manzanillo del mar bloqueó durante la mañana de hoy un tramo de la entrada a ese corregimiento en señal de rechazo por una supuesta apropiación ilegal de un grupo empresarial, sobre unas tierras que pertenecen a los nativos de la zona.     Según los manifestantes un empresario se apropió de forma fraudulenta de cerca de 10 hectáreas de tierra para iniciar la construcción de un proyecto hotelero en el lugar.     Aseguran que el terreno ha pertenecido por años a una familia del corregimiento y que además tienen escrituras y documentos que así lo certifican.     La abogada de los nativos, Consuelo Nieves, aseguró que la fiscalía dictaminó, luego de estudiar el caso, que los terrenos pertenecen a los lugareños.     "Hay un señor de una firma de empresarios que de la noche a la mañana viene a decir que el terreno le pertenece cuando este predio ha pertenecido a la familia Batista durante generaciones. Ellos las usaban como sembradero para subsistir. Sin embargo este señor como sabe que este terreno se está cotizando por los proyectos de valorización que hay en esta zona, se los quiere quitar. Nosotros tenemos la escrituras y certificados del Instituto Agustín Codazzi, donde se demuestra que los terrenos pertecen a los nativos. Incluso hay un fallo de la Fiscalía que así lo demuestra", manifestó Nieves.     Por su parte, Víctor Batista, miembro de la familia que dice ser propietaria del predio, manifestó que el personal de seguridad contratado por el grupo empresarial, ha agredido a varios miembros de su familia.     "Hace unos días unos sobrinos mios intentaron poner una cerca en el lugar para delimitarlo pero los vigilantes que cuidan el lote de al lado los agredieron  y echaron de allá. Incluso esos señores llamaron a la Policía y sacaron a mis sobrinos y se los llevaron presos. Ellos estuvieron al menos 2 días detenidos hasta que se demostró que ellos no habían hecho nada", precisó Batista.     La protesta estuvo acompaña por agentes de la Policía de Cartagena  y no se presentaron desmanes ni alteración de orden público.