Cargando contenido

Referencial



Luego de que las autoridades encontraran en las últimas horas un cuerpo sin vida de una mujer en el municipio de Malambo (Atlántico), Edwin Cabarca Pérez confirmó que el cadáver corresponde al de su sobrina Gabriela Romero Cabarcas, estudiante del Sena desaparecida durante 21 días.

De acuerdo con el familiar de la joven, la identificación del cuerpo de Gabriela se logró gracias a un tatuaje en su pierna izquierda, pese a que fue remitida al Instituto Nacional de Medicina Legal para que se adelante la respectiva necropsia y se establezcan las causas de su muerte.

Entre tanto, los familiares de la joven pidieron la máxima condena contra Levith Aldemar Rúa Rodríguez , un expolicía capturado por abusar de una joven venezolana en días pasados y quien luego de haber sido capturado, reconoció haber asesinado a Gabriela. (Lea aquí: Medida de aseguramiento a expolicía por acceso carnal violento a una joven de venezolana)

"Este ex policía la engañó diciendo que le ofrecía un trabajo, la citó en un centro comercial. (...) De allí se la llevó para un 'cambuche' donde la violó y la mató", afirmó su tío, Edwin Cabarca.

Su madre, Luz Marina Cabarcas, precisó que "este señor es un depravado. Deben darle la máxima pena, es increíble que pese a haber estado en la cárcel por abuso sexual, saliera a volver a lo mismo".

Este hallazgo se produjo luego de que en horas de la tarde de este viernes el exintegrante de la Policía confesara detalles del asesinato de la estudiante y diera pistas del lugar donde se encontraba el cuerpo.

Tras la confesión las autoridades iniciaron la búsqueda, hallando el cuerpo sin vida en una trocha boscosa conocida como El Tamarindo, en el sector de la Sexta Entrada, jurisdicción del municipio de Malambo.

Cerca al lugar donde fue encontrada la mujer, las autoridades en días anteriores habrían ubicado un ‘cambuche’ donde el expolicía Levith Aldemar Rúa Rodríguez habría abusado de una menor de edad de nacionalidad venezolana, quien logró escapar y dar aviso a las autoridades.

En una inspección anterior, los investigadores habían hallado juguetes sexuales, condones y prendas de vestir femeninas.

Con esta información, forenses de la Sijín y el CTI se encuentran recopilando la información para determinar si el expolicía sería el responsable de esta muerte ya que, según información de las autoridades, fue la última persona que tuvo contacto con la joven.

En Medicina Legal se realizan las pruebas para la identificación del cadáver y determinar las causas de la muerte.

Levith Aldemar Rúa Rodríguez, quien solo prestó dos años de servicio como uniformado de la Policía, estuvo preso siete años en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar por el delito de acceso carnal violento. En el Sistema Penal Oral Acusatorio registra seis anotaciones por el mismo delito.

Las autoridades también manifestaron que, tras su captura, cuatro víctimas lo reconocieron como el que las habría abusado recientemente, bajo el mismo modo que lo habría hecho con la joven del Sena.