Durante la mañana de este jueves, un hombre al parecer bajos los efectos de alucinógenos, intentó lanzarse de una torre de telefonía celular ubicada en el norte de Valledupar. La comunidad, al percatarse de lo que estaba sucediendo, llamó a los bomberos y la policía, que acudieron de inmediato al sitio de los hechos para intentar disuadirlo de lanzarse. Uno de los bomberos que estuvo presente, relató para RCN Radio que "el hombre se llama Yeiner, se encuentra muy deprimido por problemas familiares, le explicamos que la vida es una sola y hay que afrontarla y lo íbamos a ayudar, por eso decidió bajarse". Según el bombero, el nervio le impidió a Yeiner colocarse el armés para bajarse con seguridad, sin embargo con el acompañamiento verbal que le pedía no lanzarse, fue descendiendo y a medida que lo hacía, los bomberos lo iban asegurando. Al volver a tierra, el joven, de 23 años, fue atendiendo por una sicóloga. Yeiner pidió a las autoridades presentes, que le permitieran hablar con su mamá. De acuerdo con el oficial del Cuerpo de Bomberos, logró hacerlo. En la actualidad la progenitora de Yeiner se encuentra en Barranquilla.