Un hombre murió tras recibir una descarga eléctrica en su casa, en el barrio Bruselas.



Se trata de osé Joaquín Gómez, de 62 años, quien murió mientras manipulaba el contador de energía de su casa, ubicada en la calle Alfonso López del mencionado sector.

Al parecer, la víctima intentaba establecer una conexión fraudulenta en su contador cuando recibió la potente descarga. El hombre fue llevado de urgencias a la Clínica de El Bosque, a donde llegó sin signos vitales.