Durante una ceremonia privada será cremado el mejor narrador deportivo que ha tenido el país, Édgar José Perea Arias, en la funeraria Los Olivos al norte de Barranquilla. Según un comunicado de Acord Atlántico, a la despedida solo asistirán familiares de locutor y amigos más cercanos de la familia.