Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Humberto de La Calle manifestó que la debilidad institucional de Colombia puede afectar la implementación de los acuerdos

El jefe negociador del Gobierno, afirmó que tiene preocupación por la tradicional ineficiencia del Estado para una eventual implementación de los acuerdos entre el Gobierno y las FARC, y defendió la creación de mecanismos temporales para el postconflicto.


“Yo tengo ciertas preocupaciones por la tradicional ineficiencia del Estado colombiano, creo que en lo institucional deberíamos buscar mecanismos temporales para afrontar el postconflicto como se ha hecho con las catástrofes naturales”, afirmó De la Calle.


Así mismo manifestó que se hace necesario hacer mayores veedurías para que los recursos con que se financiará el postconflicto no se desvíen ni sean mal distribuidos entre las regiones del país.


“Mi preocupación ahora es que con ese paso de tortuga de las burocracias centralistas de pronto no tengamos el éxito que exigimos, requerimos, porque el Estado tiene que cumplir la palabra empeñada y los colombianos el esfuerzo de cumplir… entraremos en una discusión con las comunidades sobre la priorización, la manera del gasto la veeduría para que esto no vaya a los bolsillos de los corruptos porque eso tampoco nos puede pasar”, añadió.



Defensa de los acuerdos entre el Gobierno y las FARC


Es importante resaltar que el jefe negociador del gobierno citó la letra célebre de “La gota fría”, obra musical del maestro Emiliano Zuleta, para enfatizar que de ganar el No en el plebiscito, “se acabará la vaina”.


“No nos metamos mentiras, si gana el “No” lo que nos dice el vallenato Pa que se acabe la vaina, se acaba el proceso… seamos realista, yo respeto a quien vote no, tiene derecho… pero no nos autoengañemos”, afirmó De la Calle.


Durante su defensa a los acuerdos de paz, el jefe negociador manifestó su sorpresa por tener que convencer a los colombianos de terminar el conflicto más antiguo de Latinoamérica y pidió no abstenerse de votar el próximo dos de octubre en el plebiscito.


“Hay una convocatoria ciudadana el 2 de octubre, lo que me parecería inválido que alguien piense que se pude abstener, aquí hay un derecho a votar pero en este caso es un deber. Aquí no estamos eligiendo personas. Esta no es discusión entre Santos o Uribe, esta es la discusión sobre el futuro de Colombia”.


Su intervención se dio desde Cartagena, donde dirigió un conversatorio pedagógico sobre el impacto de lo acordado con las FARC, en la región Caribe. Esta actividad se dio en el centro de Convenciones de Cartagena, lugar donde ya se hacen los preparativos para la firma de los acuerdos de Paz entre las FARC y el Gobierno.