Un reporte entregado por la Policía Metropolitana, da cuenta que para el 2017 se registraron 2.319 hurtos en Cartagena, que dejaron lesionadas a más de 1.970 personas.

Así mismo, en materia de otros delitos como homicidios, 233 personas murieron de forma violenta, donde el 60% de estos casos, se derivaron de la intolerancia.

El coronel Juan Carlos Rivera, comandante operativo de la Policía Metropolitana, manifestó que el hurto a personas, específicamente, el de celular, fue la modalidad delictiva que más afectó la tranquilidad y seguridad de cartageneros.

Indicó que el modus operandi de los delincuentes, es que abordan a las víctimas, cuando estas de manera desprevenida transitan por las calles, exponiendo sus dispositivos móviles. En algunos casos, el delincuente que en su mayoría se moviliza en motocicleta, interceptan al ciudadano al que intimidan utilizando armas de fuego o en su efecto, los despojan de sus pertenencias bajo la modalidad de raponazo.

"En cuanto al hurto, el delito que más afectó a los cartageneros es el de hurto a personas, particularmente el de hurto a celulares", apuntó el coronel Rivera.

La autoridad reconoce que se registró un incremento en los hurtos, de más de 5% frente al 2016. Esta alza es corroborada por la ciudadanía que asegura, en su mayoría, no sentirse segura en Cartagena.

"Uno va a los supermercados, a los centros comerciales, y uno no tiene esa tranquilidad porque siente que en cualquier momento lo pueden atracar (...) Yo iba de salida entre los barrios Santa Clara y Ceballos y trataron de jalarme una bolsa que llevaba (...) A veces uno sale y ve pocos policiales en las calles y esto es aprovechado por los delincuentes", dijeron algunos ciudadanos consultados por RCN Radio.

La Policía sostiene que viene tomando acciones para combatir la delincuencia, entre estas, el aumento en el pie de fuerza que ha conllevado a incrementar los patrullajes y controles en los diferentes barrios de la ciudad. Informan además que adelantan campañas de prevención para que el ciudadano "no de papaya" al delincuente.