Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Rescate niño desnutrición La Guajira
Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) confirmó que denunció penalmente a varias organizaciones que operaban los servicios para la primera infancia en el departamento de La Guajira.

La directora general, Astrid Cáceres Cárdenas, aseguró que ante esta situación es importante cambiar el modelo de atención en esta región del país.

“El ICBF tiene razones suficientes para cambiar el modelo de atención en La Guajira porque no estamos siendo efectivos frente a la desnutrición infantil, tal como lo dijo la Contraloría en el informe que presentó sobre el periodo 2018 a 2022”, señaló.

Lea: Libertad de Mancuso dependerá de Justicia y Paz pero mantendrá beneficios por ingreso a la JEP

La funcionaria también le pidió a la comunidad que acompañe al instituto en esta transformación del modelo.

“Este modelo en La Guajira va a tener resistencia al cambio pero responde a una necesidad sentida luego de encontrar situaciones que no lograban el impacto y la efectividad en las niñas y los niños”, anunció.

Apuntó que es importante proteger a la niñez de La Guajira garantizando la puesta en marcha de los diferentes programas.

“Que la ración servida no se presentaba en tres tiempos porque salían a la 1:00 pm de la unidad comunitaria de atención y que no servía solamente brindarles comida mientras eran atendidos, sino que se necesita una alimentación integral dentro de los territorios”, manifestó.

Le puede interesar: "Fue un error haber pactado cese el fuego”: Santos sobre diálogo con el ELN

Dijo que en el nivel más grave de la situación se identificaron anomalías frente a la no entrega de los alimentos a tiempo por parte de las asociaciones, ni el pago a las agentes educativas, irregularidades que generaron la toma de medidas sancionatorias por parte del ICBF para 5 organizaciones y otros 14 procesos en curso contra aquellos que no le han cumplido a las comunidades.

 “La primera fase del cambio de modelo para lo cual se ha abierto una convocatoria con las autoridades ancestrales tradicionales, los resguardos y los cabildos, para trabajar conjuntamente en la zonificación y la forma de operación para que la atención sea por comunidades y no por niño, ni con el modelo que venía funcionando”, dijo. 

La directora ratificó que “si se quieren obtener resultados distintos hay que hacer una metodología distinta”, por eso, si el ICBF sigue usando la misma metodología de dispersar recursos por ciclo vital en las rancherías, no va a tener ningún impacto.

 “Lo que hemos hecho es unificar los presupuestos de manera que se pueda atender desde la mujer gestante hasta el niño y la niña menor de dieciocho años y no dispersar recursos en programas separados”, manifestó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.