Cargando contenido



El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar denunciará penalmente  a los padres de la menor  de cuatro años, quien murió ayer en Santa Marta como consecuencia de de una intoxicación tras haber ingerido fósforo blanco el pasado fin de semana, en el municipio de Pueblo Viejo, Magdalena.

Igualmente el ICBF compulsará copias a la Superintendencia Nacional de Salud, para que investigue posibles errores en los procedimientos implementados en los centros asistenciales en donde fue atendida la niña.

La directora del ICBF, Karen Abudinen Abuchaibe lamentó el hecho.

“Estamos frente a un hecho muy doloroso y lamentable ante el que no podemos dejar de reaccionar con la mayor severidad y con todo el rigor la ley. Esta víctima mortal de la pólvora nos estaría mostrando la necesidad de crear más conciencia en lo padres sobre el cuidado y la protección de nuestros niños, la pólvora no es un juguete”, indicó la funcionaria.

La directora del ICBF, igualmente deploró que la muerte de la pequeña sucediera en momentos en que se adelantan campañas en contra del uso de la pólvora en el país.

“Esta situación resulta mucho más triste, cuando hemos venido recorriendo el país haciendo un llamado a los padres a no usar pólvora y para que acudan oportunamente a los centros de salud ante cualquier situación que ponga en riesgo la integridad de los niños, para que los cuiden, para que los protejan”, puntualizó la directora del ICBF.

En lo corrido del mes de diciembre, en Colombia se han registrado 104 casos de personas menores de edad, lesionados con pólvora, de los cuales seis se presentaron en Magdalena. La muerte de la niña de Pueblo Viejo es el primero de 2017.