Cargando contenido

La niña, junto a su hermana de cuatro años y su madre están siendo resguardadas por las autoridades.

Abuso sexual al menores
Abuso sexual al menores
Foto archivo

Gracias a la reacción inmediata de la comunidad, se logró restablecer los derechos de una pequeña de ocho años de edad, que venía siendo víctima de abuso sexual por parte de su padrastro, en Riohacha (Guajira). 

La familia, de nacionalidad venezolana, habría llegado desde hacía varios meses a esta capital. La menor le contó su drama a la dueña de la vivienda donde estaban hospedados, quien de inmediato llamó a las autoridades y a los vecinos para auxiliar a la pequeña.

Según la mujer, no fue mucho lo que se pudo hacer ya que con engaños, la pareja logró huir del lugar. Así mismo, la madre negó la versión de la menor y se resistió a poner la denuncia. 

Lea tambiénIliana Curiel, la pediatra que busca que los niños de La Guajira sean visibles

No obstante, en esta oportunidad, la inquilina llamó a los vecinos y a las autoridades quienes de inmediato atendieron el caso, llevándose al hombre, para evitar que este fuera agredido por la comunidad.

Por su parte, la menor fue trasladada a un centro asistencial para ser atendida. Ante la insistencia de este medio y de la comunidad, se logró la intervención, por parte de la Defensoría del pueblo, Fiscalía, Icbf y la Policía de infancia y adolescencia, luego de conocer la intención de la madre, de volver huir con la menor agredida.

Tras el respaldo de las autoridades y los vecinos, la mujer decidió denunciar al hombre, que venía abusando de su hija mayor.

Los especialistas hablaron con la menor, de cuatro años, quien narró que su padre tenía actitudes fuera de lo normal. "La niña dice que su papá la desnudaba y acostaba sobre él, no podemos permitir que cosas como estas sigan pasando, por eso le exigimos a la mamá que denunciara a este hombre", indicó Andrea, una líder del barrio Camilo Torres de Riohacha. 

Lea además: ¿Por qué quedaron libres los ladrones de Transmilenio que fueron grabados por una pasajera?

Luego del llamado de emergencia, por parte de la comunidad, la Policía Nacional atendió el caso, identificó e individualizó al presunto agresor.

Sin embargo, éste no fue procesado por no haber sido sorprendido en flagrancia. La Policía, por su parte, se encuentra trabajando con la Fiscalía para agilizar la orden de captura. Además, se abrió una investigación, gracias a la denuncia realizada por este caso. 

La mujer y las dos menores están siendo resguardadas por las autoridades, para evitar que siguiera siendo víctimas de maltrato físico y sicológico. 

Fuente

sistema integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido