El padre Juan Ávila Estrada, Delegado de Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Barranquilla, manifiestó el desacuerdo de la iglesia frente a la decisión de la corte constitucional de aprobación de adopción de niños por parejas homosexuales.
"Como Iglesia Arquidiocesana nos unimos a toda la Iglesia Universal y expresamos de una manera contundente y de manera rotunda la defensa fundamental y la promoción de la familia cristiana” dijo el padre Ávila.
“Estamos absolutamente convencidos de la familia como base y suelo fundamental de la sociedad y si bien es cierto que la Corte en este momento ha tomado una decisión de carácter civil y que como ciudadanos que somos tenemos que respetarlas, también es verdad que desde nuestras convicciones tomadas directamente desde el Evangelio y de las enseñanzas de Jesús nosotros seguimos promoviendo, defendiendo y seguimos mostrando como modelo ideal de familia” agregó el sacerdote.
La iglesia acepta que existan personas que tienen todo el deseo de ofrecer seguridad, estabilidad, de poder ofrecer cariño a estos niños y niñas que adoptan, pero no pensemos únicamente en lo que ellos quieren ofrecer, sino pensemos también en lo que los niños necesitan recibir, se trata de comprender fundamentalmente que los niños necesitan un modelo paterno en el que exista un hombre y una mujer, según justifican los religiosos.