Cargando contenido

Según las autoridades, el hombre ingresó a Cartagena en un vuelo proveniente de Ámsterdam

RCN Radio conoció que durante Semana Santa, en operativos de control por parte de autoridades locales y de migración, se pudo evitar el ingreso de un ciudadano identificado como Jakob Amsalem quien pretendía entrar a Cartagena con permiso de turista, solicitud que le fue negada bajo la modalidad de “discrecionalidad”.
 
Migración Colombia manifestó que, si bien le fue negado el ingreso al país, este hombre cuenta con un permiso de 10 días para asistir a una cita médica, pero a partir del 06 de abril debe salir de Colombia.
 
Según las investigaciones, Jakob Amsalem sería el segundo al mando de una supuesta red de prostitución y droga de israelíes, que opera en Cartagena y Santa Marta. De acuerdo a un equipo de inteligencia, este hombre ha estado preso en Venezuela y Argentina e intentaba burlar las normas migratorias, al parecer, para tomar el mando que dejó Assi Moosh, el israelí que fue capturado en Taganga el año anterior.
 
Según las autoridades, esta sería una red que se encarga de ofrecer planes de turismo sexual y drogas a militares retirados israelíes. Crean clubes y fundaciones como fachada y ponían los establecimientos a nombre de terceros; en el caso de Cartagena funciona un establecimiento bajo el  nombre de 'Benjamín', donde pese a las denuncias de la ciudadanía y del mismo Concejo Distrital no ha pasado nada.
 
También se reporta la construcción de este tipo de “clubes” en las islas de Playa Blanca, en Barú, zona insular de Cartagena, donde al parecer tienen como proxeneta a una mujer que fue trabajadora sexual y que ahora se dedica a vender planes de turismo sexual ilegal en ese balneario.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido