Con operativos de la secretaria de control urbano el distrito de Barranquilla estaría cobrando a tenderos y pequeños comerciantes un impuesto por el uso de carpas en sus establecimientos. La medida ha empezado a inquietar a los dueños de tiendas y pequeños locales quienes afirman que la carga tributaria actual viene perjudicando sus negocios. Orlando Jimenez presidente de Undeco Atlántico afirmó que el impuesto no fue consultado ni socializado con el gremio "Estamos llamando a la Alcaldía a que analicemos bien esta situación y que no se entre a establecer unos tributos que los comerciantes no están en condiciones de pagar, es un impuesto que no ha sido concertado lo tenían como engabetado y ahora lo están haciendo publico perjudicando nuestros negocios y a todo el sector en general". Los comerciantes esperan ser escuchados por la administración local ya que consideran que las carpas son un elemento esencial para el bienestar de sus clientes y la protección de sus productos.