El gremio azucarero del país manifestó que el aumento de los impuestos a las gaseosas afectaría a más de 5 mil familias colombianas que dependen de la venta de estos productos.

De acuerdo con Luis Fernando Londoño, presidente del sector azucarero de Colombia, la nueva reforma sólo aumenta los impuestos de este sector y no a otros productos que tienen un alto contenido calórico.

"El impuesto abiertamente discriminatorio contra las gaseosas, es aberrante, si se trata de la obesidad por qué no se mira los productos que tienen más calorías, los que más hacen daño, las grasas, los embutidos, las harinas (…) Las bebidas azucaradas tienen menos calorías que otros productos", afirmó.

Así mismo, Londoño manifestó que el gravamen a las bebidas azucareras desestimularía el consumo y afectaría a los pequeños comerciantes y consumidores de estratos bajos.

"Hay 5 mil tiendas en nuestro país, 5 mil colombianos que dependen de la venta de bebidas azucaradas, el 30% de sus ingresos dependen de la gaseosa y eso hay que tenerlo en cuenta", añadió.

El impuesto a las bebidas azucaradas sería al rededor del 20% y sería pagado por los consumidores de este tipo de productos.