Foto Policía Nacional

Mediante acciones de investigación y seguimiento realizado por unidades especializadas de la SIJIN de la Metropolitana de Barranquilla en asocio con la Fiscalía General de la Nación, y en cumplimiento a las acciones en contra de la compra y venta de equipos terminales móviles, realizaron acciones de verificación de los requisitos para la tenencia, obligación e implementación de las bases de datos que deben tener los Proveedores del Servicio de Telefonía Móvil y la activación de equipos móviles, logrando así la captura de dos persona y la incautación de varios elementos.       Es así como las unidades policiales llegan hasta un establecimiento público ubicado en la Carrera 46 con Calle 34 centro de esta ciudad, realizando cinco 5 diligencia de allanamiento y registro en diferentes locales, los cuales se dedicaban a la venta de equipos celulares, por lo que se verifico los Equipos Terminales Móviles, distribuido por estos locales, en lo que se obtuvo como resultado la incautación de 64 equipos celulares incautados por no contar con la documentación que acreditara la legal procedencia de estos elementos, la recuperación de 5 equipos celulares registrados como hurtados en la base de datos imeicolombia.com.co/ConsultaPublicaIMEI, de igual manera de una CPU, 3 módems, 27 adaptadores para desbloqueo, 3 adaptadores de USB y 4 cajas desbloqueadoras, avaluadas en $40 millones de pesos, estos elementos incautados por ser utilizados para la manipulación de equipos terminales móviles.   Por otra parte se logró la captura de dos sujetos de 35 y 23 años de edad respectivamente, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades competentes por los presuntos delitos de Receptación y Modificación de Equipo Terminal Móvil y Violación De Derechos Patrimoniales Del Autor   Según investigaciones realizadas por la policía, se ha determinado que muchos de estos equipos celulares son comercializados en estos lugares, luego de que estos sean hurtados a ciudadanos por parte de delincuentes que llegan al establecimiento desconociendo el valor real de cada uno de elementos de comunicación; proceden a venderlos en estos locales y posteriormente comercializan estos artículos y cuadruplican el valor por el que los adquirieron.