En la calle quedaron 22 personas de cinco familias de la vereda Altos de Julio, en San Onofre, cuyas casa fueron consumidas por un incendio este miércoles 5 de abril en horas de la tarde. La conflagración, que se habría iniciado tras un cortocircuito, consumió tres viviendas construidas en palma y bahareque, donde vivían las cinco familias. La sequía y las fuertes brisas en la región ocasionaron el rápido avance de las llamas por las estructuras. Algunas de estas personas resultaron con quemaduras leves cuando intentaban salvar enseres de las llamas. Las familias fueron reubicadas en casa de vecinos y familiares, mientras se tramitan ayudadas desde la Administración Municipal.