En el Centro de Barranquilla, un incendio consumió una bodega de insumos plásticos, ubicada en el barrio San Roque. Según testigos, el humo fue lo que los puso en alerta. Todos los residentes de la zona salieron de sus casas y permanecían en las calles por temor. Pasado un tiempo las llamas alcanzaban los cuatro metros y amenazaban con extenderse a los locales vecinos. Socorristas entraron y durante cinco horas lucharon contra el fuego. Luis Hernández, propietario agradeció a la comunidad por estar atenta ante este hecho. “Si, me avisaron, menos mal que los vecinos colaboraron, y se logró pues llamar a los bomberos a tiempo y no pasó a mayores. Los daños son materiales más que todo, las paredes y eso, material plástico que había almacenado”, comentó Hernández. A esta hora, el cuerpo de Bomberos, junto a miembros de la comunidad, sacan los escombros de la bodega para evitar que las llamas crezcan nuevamente. Afortunadamente no se presentaron personas heridas. Los bomberos iniciaron la investigación para determinar qué causó el incendio.