Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La preocupación de las comunidades indígena es que comience un genocidio del pueblo ancestral
Cortesía

Unos 300 campesinos llegaron hace unos días a la zona de la Sierra Nevada de Santa Marta, la invasión ha generado la deforestación de miles de hectáreas de bosque,  lo que ha desatado la preocupación de los indígenas que viven en el resguardo Kutunsama.

Según los nativos de las comunidades Kogui, Malayo, Arhuaco, las personas que invadieron esas tierras no han querido decir de dónde vienen y si se trata de un caso de desplazamiento.

Le puede interesar: Varias familias sin casa por vendavales en municipios de Magdalena 

“Nosotros tenemos mucha angustia porque esas personas llegaron de distintas regiones del Caribe y se han autodenominado campesinos, pero no sabemos si lo que buscan es venir a robarse las tierras”.

Frente al tema el gobernador Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta en  La Guajira y Magdalena, Rogelio Mejía, pide al Gobierno Nacional intervenir para salvaguardar el territorio.

“Hay más de 300 personas que se hacen llamar campesinos, han destruido el bosque que estaba salvaguardado por Parque Nacionales, por lo que se hace importante que el presidente Duque y el Ministerio del Medio Ambiente, nos ayuden a tomar parte cartas en el asunto”,  indicó gobernador cabildo.

Por su parte se ha conocido que las autoridades del departamento de Magdalena y de Santa Marta, se han reunido varias veces. Sin embargo, no se han hecho anuncios para dar solución a esta situación.

Lea también: Comerciantes protestaron contra cuarentenas ordenadas por Claudia López

“La fuerza pública no ha querido entrar al lugar y no hemos logrado que nos vengan a respaldar, ahí pasa algo oscuro y no sabemos si esas personas sean realmente campesinos, me preocupa que he hablando con  algunas entidades y me dicen que se solicitó el apoyo del Ejército pero no ha pasado nada”, expresó una líder que por seguridad pidió no revelar su nombre.

Para la comunidad indígena esta invasión  puede afectar no solo el ecosistema y territorio ancestral, sino que también puede ser el inicio de un genocidio por lo que pide  celeridad en la intervención del Estado.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.