Cargando contenido



Familiares de los dos indígenas muertos en extrañas circunstancias en la zona fronteriza ubicada en el municipio de Uribia, La Guajira, aseguraron que fueron miembros de la Guardia Venezolana quienes los acribillaron cuando regresaban de un cabo de año.

El hecho, en el que perdieron la vida Henry Ipuana y Deiber Férnandez, ocurrió en la madrugada del domingo y se produjo en una de las trochas clandestinas que conecta a Colombia con Venezuela, situada en la zona rural del municipio de Uribia.

"Ellos venían en una moto de un cabo de año y se iban para su casa; pararon para auxiliar una camioneta que también venía del mismo lugar en la que traían niños y mujeres y que se quedó atollada en la vía", describió la tía de Henry Ipuana en RCN La Radio.

Por otro lado, los familiares indicaron que hay varios testigos del hecho, pues el asesinato se produjo frente a todos los que venían en la camioneta a la que estaban auxiliando.

"Las mujeres desde la camioneta, les pedían que no dispararan que en el carro venían niños, que respetaran, pero ellos no hicieron caso y los acribillaron sin mediar palabra",  indicó la mujer y señaló que tienen miedo porque son constantes las incursiones de soldados venezolanos a territorio colombiano.

Por ultimo, los familiares, situados en la entrada del hospital San José de Maicao, donde esperan la entrega de los cuerpos, aseguraron que piden al Gobierno Nacional, que se haga presente en la zona, que no los abandone y que los respalde como colombianos que son.

Todo indica que el Ejército venezolano mató a dos indígenas wayúu: Sec. de Gobierno de La Guajira

El secretario de Gobierno de La Guajira, Wilson Rojas, señaló que de acuerdo con las familias de las víctimas, dos indígenas de Uribia de la etnia wayúu fueron asesinados supuestamente por el Ejército de Venezuela luego de que los jóvenes asistían a un velorio en territorio del vecino país.

De igual forma, sostuvo que quienes han servido de testigos por este grave episodio son Nelly de Piayú y Genoveba de Piayú, madre y tía de los jóvenes muertos, respectivamente.

"Es un hecho bastante lamentable la muerte de dos jóvenes indígenas wayúu que estaban en una ranchería que se llama Cojoguo que queda frente a Cojoro, unos 500 metros de la línea fronteriza donde estaban en un velorio", dijo Rojas en RCN La Radio.

Según el funcionario, la familia relató que vieron patrullar a la Guardia Venezolana y los dos indígenas tras asistir al velorio salieron en una moto y luego fueron baleados sin justificación alguna y sin mediar palabra por las autoridades del vecino país.

"Fueron baleados por el Ejército venezolano con tiros de fusil; quedan heridos los dos muchachos, de allí fallece el primero en un hospital de Venezuela y el segundo por tener heridas de complejidad fue traído a Maicao a un hospital de tercer nivel y fallece en territorio colombiano", aseguró Rojas.

La madre y la tía de los dos indígenas muertos negaron que los jóvenes tuvieran algún tipo de antecedente judicial y por ello no se explican el repentino ataque de las autoridades venezolanas.

Agregó que confía en que este grave hecho pueda ser tratado en el encuentro programado para hoy en Quito, Ecuador, entre los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro donde se busca una salida a la crisis de la frontera entre Colombia y Venezuela.