Foto de RCN Radio.

Un nuevo capítulo en el comercio marítimo internacional de Colombia se comenzó a escribir en Cartagena con el arribo del primer buque conocido con el nombre 'Neopanamax', el cual tiene capacidad de transportar 9 mil contenedores y que desde el puerto de la ciudad atravesará el nuevo Canal de Panamá el cual inició sus operaciones hace 10 días. Se trata del MSC Brunella de la naviera Mediterranean Shipping Company, que zarpó el pasado 14 de junio de Rotterdam en Holanda, y que llegó a las instalaciones de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena (SPRC), ubicadas en el barrio Manga, zona norte de La Heroica. [imagewp:234882] Foto de RCN Radio. Para el capitán Alfonso Salas, gerente del Puerto de Cartagena, este acontecimiento "marca un compromiso, un sueño, que hoy es una realidad", debido a que la ciudad desde que se iniciaron las obras del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, se comenzó a preparar para enfrentar el desafío que implica no solo la llegada de estos grandes colosos que surcan los mares del mundo, sino la atención que estos requieren. "Con este tipo de barcos, marcamos una serie de ilusiones, muy buenas cosas para Cartagena y como diríamos, muy buenas cosas para el país, porque nos permitirá fletes más competitivos, que los productos colombianos, lleguen a diferentes partes para que desde Cartagena, como punto de embarque y desembarque y nuestra fuerza laboral que trabajan en la parte industrial, tengan más capacidad de producir ingresos y bienestar", expresó. Entre tanto, Giovanni Benedetti, director comercial de la SPRC, manifestó que la llegada de esta mega embarcación, es el fruto de un trabajo que desde hace 12 años ha venido desarrollando el Puerto de Cartagena a partir del fortalecimiento del talento humano, la adquisición de tecnología de última generación y mejoramiento de la infraestructura, materializado en inversiones que se acercan a los 1.200 millones de dólares. "Estamos viviendo una revolución en el transporte marítimo que permite tener economías de escala y que nos permitirá ser muchos más competitivos los productos colombianos en cualquier rincón del mundo y a la vez estamos viendo la llave que le está abriendo las puertas a Cartagena para seguir creciendo en su hegemonía de ser un gran centro de distribución y de logística para el hemisferio americano", señaló. Dijo además el ejecutivo que este hito, el cual consolidará a Cartagena como "el puerto del pacífico en el caribe colombiano" es uno de los muchos que se esperan lleguen a la ciudad en los próximos meses, donde se estima el atraque de entre 15 y 19 barcos de estas características, cada semana. "Vamos a ver de manera progresiva, poco a poco, a medida que cada quien organiza y establece sus tráficos, un incremento permanente y sistemático de este tipo de naves. Tenemos en el anunciado el MSC Santa Sofía, MSC Chloe que de hecho desde aquí va a brindar un nuevo servicio y luego se incorporarán naves de Hapag-Lloyd, Hamburg Sud, hay varias navieras que han solicitado, pero esto va a ser progresivo de aquí y en los siguientes 10 meses", detalló. Así mismo, Juan Carlos Acosta, gerente de Contecar, expresó que desde el 2005 se comenzó a trabajar con base en una hoja de ruta cuyo eje era aprovechar la potencialidad y ventaja competitiva que ofrece la Bahía de Cartagena, por lo que sostuvo que desde inició la compañía, esta estuvo visionada para atender megabuques de hasta 14.000 contenedores. "Esto significa que desde antes de que se iniciara el movimiento de tierra en el Canal de Panamá, ya Contecar estaba haciendo lo propio para prepararnos para este gran día, porque en el momento de la verdad es hoy y sabíamos que iba a llegar", acotó. El Puerto de Cartagena, que de acuerdo con la Cepal es el primero en el país y el cuatro en Suramérica con el mayor movimiento de contenedores, registra un crecimiento del 20%; tasa que se espera se dinamice entre un 15 y 20% anual en los próximos años a partir del movimiento de 5 millones de contenedores que serán posible gracias a las inversiones que se vienen ejecutando y la "gran conexión" que la ciudad ha logrado cristalizar con el Canal de Panamá.