Foto: Cortesía Alcaldía de Cartagena.

La Alcaldía de Cartagena adelantó una nueva caravana de la seguridad que dejó como resultado el cierre temporal de actividad comercial a varios establecimientos, así como medida provisional de suspensión de actividad sonora y control a bailes con picos no autorizados realizados, en la ciudad.

Roberto Barrios, Secretario del Interior del Distrito, informó que en total fueron 7 los establecimientos comerciales visitados, de los cuales, a 6 se les impuso sello por no contar con las medidas de seguridad exigidas por el Cuerpo de Bomberos y no presentar  otros documentos importantes para su funcionamiento;  a uno de ellos se les impuso suspensión provisional de actividad sonora por parte del Establecimientos Público Ambiental (EPA) por superar decibeles permitidos.

“Seguiremos siendo muy insistentes en los cuadrantes donde se registren mayor número de acciones delictivas, como homicidios y problemas de orden público, tal y como lo hemos evidenciado en los consejos de seguridad, no descansaremos hasta lograr la meta hasta el 31 de diciembre de reducir al máximo la tasa de homicidios en la ciudad”, expresó.

Así mismo, señaló el funcionario que en el desarrollo de la caravana de seguridad también fueron visitadas tres viviendas que tenían parlantes con música en altos volumen que perturbaban la tranquilidad de los vecinos, por lo que el EPA decomisó un aparato de amplificación sonora de un baile que se realizaba en la calle y no contaba con el permiso de la Secretaría del Interior.

Las acciones llevadas a cabo por las autoridades del distrito y de policía en las denominadas caravanas de la seguridad, que coordina la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana en los cuadrantes 609, correspondiente al  sector la Arrocera en  Olaya Herrera;  610 Olaya Herrera- la Puntilla; 611 Porvenir; 612 Fredonia y 625 San José de Los Campanos.