Las lluvias de las últimas semanas han generado el lleno total del Embalse del Guájaro, en Luruaco, Atlántico, que ha favorecido la multiplicación de tarulla y dificultado la captura de peces. Los pescadores aseguran que diariamente recogen de 2 a 4 kilos de pescado, cuando anteriormente, en una faena, podrían terminar con hasta 10 kilos. "Hay poca captura de peces porque el embalse está lleno, está profundo y hay mucha tarulla, que impide que la pesca se ejecute de manera normal, incluso muchos pescadores se han quedado atrapados ahí. En el embalse los pescadores cogen de 2 a 4 kilos y eso en plata no representa nada", afirmó a RCN Radio Humberto Correa, líder de la Asociación de Pescadores de Luruaco. Desde la Asociación le pidieron a la Corporación Regional Autónoma (CRA), crear una compuerta o malla para el control de alevinos que esperan capturar en diciembre, cuando tengan la talla adecuada. "Ya gestionamos unas compuertas con la CRA que ya hizo la inspección técnica para que no se nos pierdan esos alimentos porque si no se hace rápido, se va a agudizar la crisis económica de nuestros pescadores", añadió Correa. En febrero, la gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Luruaco sembraron 4 milllones de alevinos en el Embalse del Guájaro, sin embargo, estos no podrán ser pescados hasta diciembre, cuando alcancen la talla indicada. Por eso, los pescadores piden que se tomen medidas preventivas sobre todo en septiembre cuando el IDEAM pronostica lluvias intensas en La Región Caribe.