Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las autoridades de El Carmen de Bolívar tienen un plazo de 20 días para reparar el sitio donde reposan los restos de estas víctimas.
Alcaldia de El Carmen de Bolívar

La Sección de Ausencia de Reconocimiento de la Justicia Especial para la Paz inició con el proceso de protección de los restos de las víctimas de la masacre de El Salado,  que reposan en ese corregimiento jurisdicción del Carmen de Bolívar.

Según las denuncias de la Comisión Colombiana de Juristas, la cual probó por medio de videos y fotos que los restos óseos de estas personas están expuestos al aire libre, se tomó la determinación que en un plazo de 20 días las autoridades intervengan el cementerio y adopten medidas. 

Lea además: El Salado, una población que exige verdad 20 años después de la masacre

Carlos Torres, alcalde del municipio de El Carmen de Bolívar, realizó un recorrido en compañía del CTI de la Fiscalía, la Procuraduría provincial de El Carmen de Bolívar, la Personería Municipal y los secretarios General y del Interior, en el cementerio de El Salado para revisar su estado.

“Lo que hay en el cementerio desde hace varios días es un cráneo y un femur y un huesito que no sé exactamente a qué corresponde, de un nicho que está a ras de piso; y hay una tumba abierta que posiblemente tiene restos adentro”, dijo el Alcalde. 

“No habíamos procedido antes porque esta revisión debíamos hacerla con todas las autoridades para hacer un acta del caso y proceder a tapar nuevamente y a meter en su nicho los restos que están afuera”, agregó.

El mandatario indicó que se procederá inmediatamente a intervenir los nichos,  “ahora vamos a hacer un contrato para limpiar el cementerio y pintarlo, y ponerlo en optimas condiciones y que este se vea decente

Lea también:El Salado se resiste a desaparecer pese a dos masacres y 19 años de olvido

Torres por último explicó que al parecer los restos fueron sacados de las tumbas por jóvenes desadaptados residentes de El Salado.

“Otro problema inmenso en El Salado es que hay una drogadicción rampante y estos señores drogadictos se van al cementerio a hacer cosas. Así como están los restos organizados, especialmente el cráneo, da la impresión que fueron estos muchachos los que lo hicieron”, dijo el funcionario. 

Es importante mencionar que una vez se levanten las restricciones que impone la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Grupo de Apoyo Técnico Forense de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP hará una inspección al cementerio de El Salado.

Allí procederá a la recuperación de los cuerpos que están expuestos para entregarlos a la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas e iniciar la identificación de los cuerpos y posterior entrega digna a sus familias.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.