Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La orden obedece a las afectaciones estructurales que están generando en las viviendas colindantes a la edificación.
RCN Radio

Se trata del edificio Shalom ubicado en el barrio El Recreo en el sur de Cartagena. El señor Oswaldo Fortich, propietario de una de las viviendas que quedan ubicadas al lado de la construcción ilegal, le contó a RCN Radio, que desde que inició la construcción del inmueble en 2014, él interpuso todas las acciones legales para la suspensión de la obra, pero nunca fue posible. 

“Desde que ellos comenzaron a construir el edificio, yo puse todo lo que estuvo posible de mi parte para denunciar esa edificación que estaban haciendo de manera ilegal. Sin embargo, la obra la terminan, en complicidad con el Estado, porque la construcción no tenía licencia” explicó Fortich. 

Luego que se desplomara el edificio portales de Blas de Lezo II y se destaparan todo el escándalo de las más de 30 edificaciones ilegales, ejecutadas por la constructora Quiroz, iniciaron con los estudios para determinar el riesgo de desplome de las edificaciones, primero con la Universidad de Cartagena, y actualmente con la Universidad Nacional, sin embargo, a los vecinos de esta edificación, nunca les notificaron de estos estudios. 

(Lea acá: Víctimas de Portal de Blas de Lezo II piden cárcel para el constructor Wilfran Quiroz)

“Nunca fuimos notificados a pesar que yo pasé una carta a la oficina de Riesgo y Desastres, para que me informaran cuándo serían esos estudios. Porque todos los habitantes del edificios los evacuaron y a nosotros nos ignoran dejándonos ahí en ese proceso” contó el propietario del inmueble afectado. 

Ahora, esos estudios están trayendo consigo más daños a las viviendas colindantes, que cuando se construía la edificación, sin mencionar la zozobra de los moradores de la posibilidad que el edificio se desplome en cualquier momento “La casa mía se está agrietando toda, y ahora el daño está en la base de la misma vivienda”.

Fortich denuncia que además de no notificarlos, no les dieron una alternativa de evacuación, solo que deben salir de sus casas durante todo el día durante los trabajos.

“Comenzaron a trabajar a riesgo de nosotros. Lo que nos dijeron es que debemos salir de la casa en la mañana y regresemos a las seis de la tarde, a dormir a nuestras viviendas, sin saber la afectación que esas maquinarias están haciendo en nuestra casa”, dijo.

Es por ello, que la acción judicial interpuesta por Fortich trajo consigo que el pasado 11 de septiembre el Juzgado Trece Penal Municipal con Funciones “decretó como medida provisional que la Alcaldía suspenda todo tipo de actuaciones en el edificio Shalom para la realización de un informe técnico especializado, toda vez que las excavaciones que se deben realizar pueden ocasionar que el edificio en mención se derrumbe, poniendo en peligro la vida de las personas que habitan el inmueble. 

Con respecto a esta orden la alcaldesa E de Cartagena Yolanda Wong, comentó que se acatará la orden judicial, pero que hay que destacar que esos estudios fueron exigidos también por una orden judicial. Por el momento, los estudios están suspendidos en ese edificio lo que según las autoridades está causando un gran retraso en determinar el riesgo que registre o no la edificación. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Tags

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.