En el centro de servicio judiciales se llevó a cabo el juicio en contra de la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe Silvia Gette Ponce, por el presunto delito de Abuso de confianza agravado y calificado. En declaraciones entregadas al juez séptimo penal del circuito de causas mixtas, las exrectora dijo que el millón de dólares que sacó del alma máter fue con autorización de los directivos. El abogado de la Universidad Autónoma, Andrés Garzón, dijo que no hay soporte de las declaraciones realizadas por Gette Ponce. "Silvia Gette dice que la autorización la dieron las directivas de la universidad, de lo cual no se ha dado ninguna prueba distinta a la que hemos aportado que son las actas". Por su parte Luis Arturo Jiménez Celis, abogado de Silvia Gette Ponce, manifestó que el juicio se inició con la práctica de pruebas, al tiempo que rechazó que supuestos estudiantes del claustro educativo lanzaran improperios contra su defendida. "Lo que alteró el trámite de la audiencia fue el show mediático que han pagado los directivos de la universidad contratando personas de muy bajos recursos que vienen a tratar de influenciar los resultados de este proceso", dijo Jiménez Celis. La audiencia fue suspendida por el juez séptimo penal de causas mixtas, para el próximo primero y dos de noviembre en el centro de servicios judiciales.