Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Playa Blanca, Santa Marta.
Playa Blanca, Santa Marta.
Cortesía.

Al mencionar la ciudad de Santa Marta, las personas sólo recuerdan y hablan de la bahía más hermosa de América, de sus hermosas playas y de la Sierra Nevada, un lugar paradisiaco en el que se encuentran Minca, El Rodadero, Taganga y Bonda, lugares a donde llegan cientos y miles de visitantes para disfrutar de playa, brisa y mar, y de avistamiento de aves.

El ciudadano de a pie, los turistas y extranjeros definen a Santa Marta en una sola palabra: turismo. Pero lo que nadie se logra a imaginar es todo lo que hay detrás de la industria del turismo.

Lea: Galán denuncia que alias 'Satanás' sigue ordenando extorsiones desde prisión

Audio

La extorsión en el paraíso

0:27 5:25

Muchos ignoran que en la Sierra Nevada de Santa Marta hay una mafia que, con sus tentáculos, ha logrado manipular a los vendedores de paquetes turísticos, al punto de administrar, dominar y extorsionar al negocio del turismo en la ciudad.

Entre los afectados se encuentran, lancheros, carperos, guías turísticos y hasta dueños de hostales y hoteles.

Lea: ¿Vuelven las extorsiones? Bandas criminales anuncian el fin de su ‘tregua’ en la costa Caribe

En el presente reportaje, La FM de RCN da conocer y pondrá en evidencia, a través de testimonios y denuncias, la forma como los grupos armados de la Sierra Nevada amenazan, extorsionan y asesinan a quienes se opongan a cobrar dineros extras a cada uno de los turistas y extranjeros.

Con esta investigación periodística se entender por qué en ciudades como Cartagena y Santa Marta les cobran a los turistas altas sumas de dinero por un plato de comida, un paseo en lancha o por sentarse debajo una carpa a orillas de la playa.

¿Quiénes están detrás de toda esta red extorsiva? ¿Quién administra el turismo en Colombia? ¿Por qué las autoridades no hacen nada?

La FM de RCN Radio logró descubrir que, en en la costa Caribe colombiana, operan grupos paramilitares que se adueñaron de la industria turística.

Declaraciones de las autoridades y los testimonios de los afectados pusieron al descubierto el nombre de la organización criminal que está detrás de las extorsiones, amenazas y asesinatos contra todos aquellos que se dedican y trabajan en la industria del turismo en Santa Marta. Los paramilitares de la Sierra Nevada han organizado una red que extorsiona a turistas y a los que venden planes turísticos.

Lea: Cayó cabecilla del Clan del Golfo que extorsionaba en Ciénaga de Oro, Córdoba

Una de las pocas personas que se atrevió a denunciar contó lo que está pasando con el turismo en Colombia (por su seguridad no revelaremos su identidad). Otro de los denunciantes aseguró que los turistas que llegan a Santa Marta no saben que financian a los paramilitares. Añadió que los paramilitares llegan encapuchados a los hostales a exigir las cuotas de las extorsiones.

El Rodadero es quizá el lugar turístico más visitado de Santa Marta. Allá uno de los denunciantes confirmó que a los lancheros, a los vendedores de paquetes turísticos y a los que alquilan carpas, los amenazan, extorsionan y asesinan si no obedecen a los paramilitares.

Según Fenalco Santa Marta, el delito de las extorsiones se ha intensificado, pero lo que más preocupa a dicha entidad es que ahora no solo están extorsionando a los tenderos o pequeños comerciantes, sino que la extorsión se tomó el turismo.

De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, en Santa Marta y el Magdalena operan dos grupos paramilitares: las Autodefensas Conquistadores de la Sierra Nevada, denominadas Los Pachencas, y el Clan del Golfo. Así lo declaró el director de la fiscalía del Magdalena, el fiscal Gustavo Montaña Montoya.

Según Cotelco Magdalena, a Santa Marta llegan 120.000 turistas en temporada alta, es decir, a mitad de año y a final de año, y los paramilitares cobran por cada uno de ellos 50.000 pesos. Las arcas del paramilitarismo se enriquecen porque obligan a cobrar dinero de más a turistas y extranjeros.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.