Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La luz no se apaga para una pareja de esposos invidentes que emprenden un nuevo negocio en Cartagena
Jaime Buelvas

Jaime Buelvas, junto a Melissa Guerrero, han luchado día a día por sacar adelante a su familia, en medio de la crisis económica que ha dejado la pandemia generada por el covid-19.

Ambos tienen una discapacidad visual, pero eso no ha sido impedimento para buscar su sustento a través de un negocio relacionado con productos de aseo.

Esta pareja de emprendedores, que residen en el barrio Nuevo Bosque en Cartagena, explora nuevas alternativas laborales, al tiempo que están en búsqueda de empleo para poder sostener a su hijo de tan solo tres años de edad, quien nació sin discapacidad.

Indufe, que significa Industria de fe, se llama el emprendimiento en el que han venido trabajando Jaime y su esposa Melissa.

Lea también: Pasaje de Transcaribe seguirá siendo gratis hasta que se solucione líos del recaudo

El emprendimiento consiste en la elaboración de productos de aseo, los hacemos en Cartagena y los llevamos puerta a puerta, pero estamos buscando todos los contactos para poder hacer crecer y sostener nuestro negocio”, expresó Buelvas.

Y agregó: “mi esposa es la que los prepara, ella aprendió hace más de ocho años, pero ella estudió en el Sena manipulación y productos de aseo, y ya, con estos conocimientos, y con amigos químicos y otras personas, nos han ayudado en esta labor”.

Jaime y Melissa hacen jabón líquido para manos, desinfectante, desmanchadores, ambientadores y otros productos de limpieza.

Buelvas reconoció que aún están en la etapa de posicionamiento y requieren que entidades y/o algunas empresas aporten un granito de arena para poder lograr la estabilidad del negocio.

Por otra parte, Jaime es comunicador social, con énfasis en periodismo y licenciado en música. “Estudiar no fue fácil, pero se sortearon los obstáculos con apoyo de familiares y amigos, en el momento no había tanta tecnología, y pues nos reuníamos en diferentes sitios para poder estudiar, ellos me ayudaban a leer, pero también a través del sistema braille, con eso me apoyaba bastante”, relató.

Le puede interesar: Rescatan diez niños utilizados para la mendicidad en Cartagena

“Actualmente no estoy ejerciendo mi profesión, es por eso que hago un llamado al gremio empresarial, a la Alcaldía y a la Gobernación, a que haya más oportunidad laboral, ya sea como formador en música o para enseñar el sistema braille y el uso de las nuevas tecnologías a los jóvenes ciegos en diferentes municipios de Bolívar”, añadió.

El no poder ver no ha sido impedimento para generar recursos; sin embargo, pese a mantenerse activos, “a veces flaqueamos, pero tenemos nuestra confianza en Dios, y por ello extiendo el llamado al gremio empresarial, necesitamos más recursos para nuestras obligaciones, no busco conmover a la gente, pero es un tema real, de pandemia, en la que la economía se ha visto paralizada y somos muchos los que nos hemos visto afectados”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.