Cargando contenido



Entre la noche del 24 y la madrugada del 25 de diciembre del año 2016, la Policía atendió más de 500 casos de riñas en Barranquilla y su área Metropolitana, lo que pone a esta fecha festiva como una de las más violentas en la ciudad, así lo aseguró el coronel Hugo Molano, comandante operativo.

"Las fiestas que se generan durante la noche del 24 y la madrugada del 25, son donde se registran la mayoría de casos por intolerancia, tenemos antecedentes donde se presentan riñas que terminan en homicidios, de igual manera, tenemos un incremento en el tema de peleas y lesiones personales, por eso el llamado es a celebrar en familia, con tranquilidad y tener mesura con la ingesta de licor", aseguró Molano.

Para prevenir y atender hechos violentos, la Policía y la alcaldía de Barranquilla pusieron cinco puntos de reacción en lugares estratégicos, que son considerados como zonas rojas, por históricamente tener mayor porcentaje de riñas y homicidios.

"Tenemos una georeferenciación que nos muestra los antecedentes de qué sitios se nos han focalizado este tipo de situaciones, allí vamos a tener unos grupos de reacción para atender rápidamente cuando son casos de riñas múltiples. Con la alcaldía vamos a poner cinco puntos de reacción interinstitucional en aras de generar la parte preventiva y reactiva cuando se presente algún tipo de hecho", explicó el coronel.

En 2016 más de 100 personas fueron conducidas a la UPJ en estas fechas. Barranquilla y Soledad son las poblaciones donde más casos de intolerancia se registran durante navidad.