De acuerdo a la Procuraduría Regional del Cesar, el alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás Reales, habría utilizado recursos públicos para cancelar el valor de los honorarios de un profesional del derecho con el fin de que defendiera sus intereses particulares en los procesos disciplinarios adelantados en su contra. Por esta razón, compulsó copias a la Procuraduría Delegada para la Moralidad Pública, con el fin de que esa dependencia adelante las actuaciones disciplinarias a que haya lugar. De igual manera, citó a audiencia pública a Javier Hernando Rojas Martínez, exprocurador provincial de San Gil, Valledupar y Chiquinquirá; y a quien contrató el mandatario para “asesorar las dos instancias internas en las diferentes etapas del proceso disciplinario en el municipio de Valledupar”. Según la Procuraduría, Rojas Martínez, “presuntamente incurrió en la prohibición legal que le impedía prestar asesoría o representar a quien había sido sujeto de control de la entidad a la que había estado vinculado dentro de los dos años siguientes a su retiro”. En dicha conducta habría incurrido al desempeñarse como Procurador Provincial en las fechas comprendidas entre 23 de junio de 2009 al 29 de junio de 2014 y posteriormente al suscribir los contratos de prestación de servicios profesionales el 07 de julio de 2014 y el 15 de enero de 2015 con Fredys Socarrás Reales en su condición de alcalde de Valledupar sin respetar el término de dos años establecido por la ley para poder prestar a título personal sus servicios de representación o asesoría. La audiencia es el 04 de noviembre a las nueve de la mañana.