Foto cortesía

  Según la USAID,  unas 50 mil personas en Cartagena padecen movilidad reducida, de éstas unas 3 mil son víctimas de conflicto armado en condición discapacidad.   [imagewp:5905] Foto cortesía     Gracias a un convenio de cooperación entre el Distrito de Cartagena, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional- USAID,          la Organización Internacional para las Migraciones- OIM y el Departamento Administrativo de Salud Distrital- DADIS, estas personas podrán recibir atención integral en rehabilitación funcional.     “Este es un proyecto que tiene varios componentes, como el capítulo de rehabilitación funcional para las víctimas del conflicto armado como iniciativa de construcción de paz, generando oportunidades en servicios de salud a las víctimas con un enfoque sicosocial, la iniciativa pretende ser una de las más incluyentes para esta población” aseguró Guillermo Patiño, Director de la Oficina de Cooperación Internacional y Alianzas Público Privadas del Distrito de Cartagena.     El convenio tiene una inversión de mil millones de pesos y fortalecerá toda la capacidad instalada de la ESE Cartagena y el Hospital Universitario del Caribe, previendo la sostenibilidad financiera y todos los servicios a nivel Distrital, complementado con un programa de cuidadores que busca identificar organizaciones sociales para establecer procesos de formación y desarrollo humano para las personas que se dedican a las labores de atención de personas con discapacidad   “Queremos apoyar a una población que históricamente ha tenido dificultades con el acceso a la salud, este tema es muy importante porque por un lado nos va a permitir tener más presencia en las comunidades, se va a trabajar en la instalación de capacidades en barrios como el Pozón y Canapote” dijo Fernando Calado, Director de Programa de la USAID.   Se espera que para dentro de dos meses se inicie la apertura de una sala especial en la HUC, para la rehabilitación física de las víctimas y las personas con discapacidad.