Alfredo Carbonell, Director Ejecutivo de Asoportuaria dijo en horas de la mañana que la capitanía de Puerto autorizó un calado de 8.8 metros para el ingreso de embarcaciones.

La restricción al Puerto de Barranquilla, se dio debido a los altos niveles de sedimentación que se han venido presentando en los últimos días y han dificultado la navegabilidad de las naves de mayor calado.

“Se va a requerir de hacer un nuevo dragado para hacer los trabajos, la Capitanía de puerto ha autorizado un calado de 8,8 que perjudica la operación portuaria”, señaló Carbonell.

Por su parte, el Director agregó que aún está vigente un contrato con Invías que permite reiniciar el dragado en el canal de acceso para superar la nueva dificultad.

La draga que se utilizará en los próximos del puerto, es la Pedro Alvares Cabral está en Curazao y se espera que en 24 horas  arribe a Barranquilla.