Durante este año, los delitos que más han afectado la seguridad en Bolívar son las lesiones personales, el hurto y la violencia intrafamiliar. Según la Dirección de Seguridad y Convivencia del departamento, estos casos ya registran más de 633 denuncias. Las zonas más afectadas por estos delitos han sido el centro y norte del departamento, donde se encuentran las poblaciones con mayor número de habitantes. Víctor Arango, director de seguridad de Bolívar dijo que las lesiones personales son el principal problema de seguridad en esta zona del país. "Tenemos que hay un patrón que se repite año tras años. En el 2017 los delitos más denunciados fueron lesiones personales, hurto a personas y violencia intrafamiliar... este año hemos tenido 280 de denuncias por lesiones personales, huerto a personas 208 y 145 casos de violencia intrafamiliar. Por otro lado los delitos más capturado son el porte y tráfico de estupefaciente, el aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables y el uso de documento falso. Tenemos una presencia permanente en todos los municipios... Hemos enfocado esfuerzos en destinar los recursos de la seguridad a las agencias del estado que tengan esta responsabilidad en el departamento", dijo Arango. Así mismo añadió que pese a que en el departamento de Bolívar se presentó una disminución drástica de los delitos cometidos en el marco del conflicto armado, se ha registrado un aumento de la percepción de inseguridad a causa del microtráfico y la delincuencia común. "Bolívar es un departamento que se encuentra con un declive muy pronunciado de este tipo de delitos teniendo en cuenta la desmovilización de las FARC... todavía hay alguna presencia del ELN en la serranía de San Lucas pero son bajos estos delitos, más bien la amenaza ha cambiado, la influencia de la delincuencia y el microtráfico ha redireccionado los esfuerzos de la fuerza pública hacia poder contener estos fenómenos delincuenciales diferentes a los que vivíamos hace 10 años", dijo Arango. Según las autoridades, los mayores problemas de seguridad actual del departamento los ocasionan los atracos, el microtráfico, los delitos contra el medio ambiente y la presencia de las Bacrim en el suroccidente de Bolívar.