La noche fue cómplice de los criminales que atentaron contra la Estación de Policía San José y el CAI Soledad 2.000, es por eso que apenas se esconde el sol, aumentan las medidas de seguridad en las instalaciones policiales.

“Espero que esto no sea provisional y que sea para que nuestro barrio tenga seguridad. No es tanto porque les haya sucedido a nuestros agentes, nadie quiere mal para nadie”, contó el ciudadano, Pablo Ospino.

La ciudad trata de llevar una vida normal a pesar del ambiente tenso en las calles. El ver algunas vías cerradas por seguridad y a soldados caminando por diferentes zonas, si bien da una sensación de protección también es indicio de que el terrorismo envolvió a la ciudadanía.

“En estos últimos momentos han pasado acontecimientos que hay zozobra en las personas en salir a la calle. Pero yo creo que tenemos una buena policía que nos va a respaldar”, mencionó Leandro Yepes, ciudadano.

En Malambo, Atlántico se restringió el acceso de vehículos a las estaciones de Policía. La vigilancia fue reforzada en los edificios oficiales para evitar atentados.

En todo el Atlántico se puso en marcha y hasta nueva orden el dispositivo de protección a instalaciones. Además, 400 hombres del Ejército patrullarán a Barranquilla y el área metropolitana.