Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Providencia tras el paso del huracán Iota
Providencia tras el paso del huracán Iota
Foto: Fuerza Aérea

Avanza la reconstrucción de la isla de San Andrés y Providencia afectada por el paso del huracán Iota en la madrugada del pasado 15 de noviembre que dejó a su paso al menos 3.800 viviendas afectadas.

Desde el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio informaron que la reconstrucción de la isla se realizará en tres fases; la primera estaría lista para los primeros días de enero de 2020 y abarcaría la reparación de los techos de 99 viviendas (98 en Providencia y uno en Santa Catalina)

La segunda y tercera fase tiene como objetivo reconstruir las viviendas que requieren algún tipo de intervención estructural y las que fueron destruidas o deben ser demolidas por la gravedad de sus daños.

Lea Al menos 3.800 viviendas afectadas en San Andrés tras paso del huracán Iota

En ese sentido, se espera la reparación de 877 casas y la construcción de 1.134 viviendas nuevas para los hogares que lo perdieron todo.

A través de un comunicado, el Ministerio aseguró que para adelantar esa reconstrucción ha habido reuniones y encuentros con la comunidad con el fin de entender sus necesidades de vivienda y dar a conocer el cronograma de trabajo para la reconstrucción.

“Se han realizado 50 jornadas de socialización y concertación con los líderes sociales y raizales, así como ingenieros, arquitectos y constructores de las islas. Posteriormente, se realizaron talleres comunitarios en los que participaron cerca de 400 personas, quienes dieron su opinión sobre los diseños”, dice el comunicado.

Puede leer: Instalan comisión para verificar el gasto de recursos por emergencia en San Andrés

El Ministerio también anunció que el 5 de enero habrá una socialización a la comunidad sobre los diseños finales de las viviendas que serán construidas, y que “reconocerán las costumbres locales, el paisaje cultural isleño y atenderán las necesidades expresadas por los hogares”.

Según el comunicado, las nuevas viviendas tendrán “tres habitaciones, sala-comedor, baño, cocina, terraza, techos a cuatro aguas, cisterna para la recolección de agua lluvia, paneles solares y rampa de acceso para personas con discapacidad”.

Además, “tendrán una “zona segura”, construida en concreto, para que las familias tengan donde resguardarse en caso de fuertes tormentas y huracanes”.

En febrero iniciaría la construcción de las obras después de tener el aval de la comunidad sobre la estructura y diseño de las casas.

“El principal objetivo del Gobierno Nacional es garantizar las condiciones de seguridad, dignidad y calidad de vida a los damnificados en el menor tiempo posible”, dice el comunicado del Ministerio.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.