Cargando contenido

Los secuestradores, al parecer, pedían 200 millones por su liberación y nunca dejaron ver sus rostros.

gracias a la presión del Ejército se logró el rescata de Angel Sanchez
Cortesía: Gaula Militar

Gracias a la presión de miembros del Gaula Militar, en zona rural de Maicao, se logró la liberación del joven Ángel Ricardo Suárez  Brito, secuestrado el pasado 24 de agosto. Para lograr su liberación fue necesario la utilización de tecnología de punta, a través de rastreos de llamadas extorsivas. 

Durante los últimos días, el Gaula Militar, junto con el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, inició las labores para dar con la ubicación Suárez Brito; incluso, ofrecieron hasta diez millones de pesos a quienes dieran  información sobre su paradero.

El rescate se logró dar entre los sectores conocidos como garrapateros y el corregimiento de Carraipia, zona rural del municipio de Maicao. Ante la presencia de los uniformados del Ejército Nacional, los captores los dejaron abandonado en una ranchería cerca de una trocha.

Le puede interesarSigue la incertidumbre ante posible cierre del Cerrejón

De su secuestro se conoció, que luego de haber sido raptado por seis hombres y llevado en la camioneta de la familia, nunca pudo ver la cara de sus captores, entre los cuales se presume pueda haber personas de nacionalidad venezolana, aseguran las autoridades, luego de escuchar el relato de Suárez.

“Me vendaron los ojos  al momento de subirme a la camioneta, me pusieron una bolsa en cabeza, estos sujetos nunca dejaron ver su rostro”, informó Suarez Brito, tras relatar lo que fue su secuestro.

Las autoridades aseguraron que se estuvieron desarrollando diversas misiones en esta zona, entre hombres adscritos a la Décima Brigada del Ejército en cabeza del Gaula Militar.  “Se resalta el uso de medios técnicos y personas especializadas para dicha misión”, indicaron las fuentes. 

Lea además: Ley que prohíbe pruebas cosméticas en animales, a un paso de ser realidad

Durante estos diez días no hubo descanso entre los hombres, hasta liberar al secuestrado, aseguró el coronel Gregorio Tapieros, comandante del Gaula Militar en La Guajira.

Según se conoció, por su rescate, al parecer pedían a sus familiares la suma de 200 millones de pesos; según narraciones del recién liberado, le daban de comer una vez al día y por la presión de las autoridades, se estaban moviendo constantemente.

 

Fuente

sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido