Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Médicos Ingimage
Médicos.
Foto: Ingimage

El caso Jalima López Sáleme, una mujer que falleció a sus 38 años de edad por negligencia médica en la Clínica Barú en Cartagena, estaría cerca de resolverse.

En 2017, esta mujer llegó a la clínica por un accidente de tránsito que provocó una lesión en su mano derecha. Cabe resaltar que sus familiares confirmaron que los médicos optaron por aplicarle anestesia general y no local. En su momento, según el parte médico, López habría tenido una reacción alérgica que provocó dos paros cardio-respiratorios que la llevaron a perder su vida.

"Curiosamente, eso se desmintió con la misma prueba testimonial que llevaron los galenos, es decir, desmintieron que esta joven habría sufrido un shock anafiláctico; uno de los expertos que llevó la defensa le dijo a la audiencia que,  los signos, las cifras, los niveles que tenían en la historia clínica sobre los signos vitales descartaban shock anafiláctico", explicó el abogado Juan Carlos Cabarcas.

"Se estableció que lo que hubo fue un corte de la vena yugular, cuando se intentó una traqueotomía por un sitio anatómicamente diferente a donde ordinariamente se hace. Entonces, esa laceración en la vena yugular produjo un sangrado, sumado a la complicación de la anestesia".

Homicidio culposo y falsedad documental son los delitos que enfrentan los médicos Moisés López Iglesias, Nayibe María Charaneck, Mario Fernando Unigarro y Simmel Oñate Periñan.

"En la historia clínica se dejaron de consignar todo lo acontecido con la paciente; no se anotó que hubo un corte de la vena yugular; ha sido lo dijo el juez en el sentido del fallo, y según era para ocultar a los familiares lo que habría ocurrido", dijo Cabarcas.

El juzgado quinto municipal del circuito de Cartagena emitió el sentido del fallo contra los médicos que lideraron este proceso. “El sentido del fallo es la orientación que tendrá la decisión final que se va a tomar el 28 de abril del año en curso, y prácticamente es que hubo una negligencia e impericia en la atención que se le brindó a la señora Jalima”, precisó el abogado.

"Se sobredimensionó el diagnóstico a la paciente y que además le hicieron aparecer, según el juez, procedimientos médicos que nunca se le hicieron a la paciente", añadió.

Además, manifestó que la causa de la muerte que ellos dieron a conocer a sus familiares no resultó exacta, comparado con lo que reveló el protocolo de necropsia y lo que se estableció a lo largo del debate probatorio en el juicio.

Sobre la pena que les imponen a estas personas, el defensor dijo que "su quantum punitivo no ofrece que la decisión del juez sea enviarlos a cárcel. Aquí seguramente habrá una pena conforme a los dictado de la ley, pero esta pena no desborda el quantum punitivo que autoriza una detención intramural".

Concluyó diciendo que, seguramente, habrá restricciones e interdicción de algunos derechos que podrían poner en crisis la continuidad en el ejercicio de la actividad médica de estos profesionales.

"En principio esa parte de que tengan que ir a la cárcel yo la veo descartada", aseguró.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.