Foto RCN Radio

[imagewp:214002] Foto RCN Radio Bajo el sol, Luna sonríe. Recibe el afecto de quienes la rodean. Es la huésped consentida del parque Centenario, ubicado en el centro histórico de Cartagena.  Bajo el sol, Luna tiene padres, hermanos, tíos que la protegen. Ella solo tiene dos añitos y se deja consentir.  Pero bajo la luna, Luna, corre peligro, esta perrita ha sido víctima de actos crueles. Yanna Zuluaga, defensora de los derechos de los animales, dijo que “Luna ha sido víctima de vejámenes sexuales, la agreden sexualmente, no ha sido una vez, han sido varias veces, está en peligro, hay que retirarla del parque Centenario donde la quieren mucho pero de noche nadie la puede proteger”.  El parque Centenario hospeda a 29 vendedores de libros quienes se han convertido en la familia de Luna. Hace unos días, ella resultó con heridas en el cuello producidas al parecer con arma blanca y uno de sus tíos le aplica crema para el dolor. “Es para que sane más rápido, lo hago para que no se le llene de gusanos, para que cuando se rasque no se le abra más la herida y se pueda recuperar”, manifestó Julián Correa Fonseca. De Luna hay muchas historias. “Yo le digo que ella es una perrita antinarcóticos porque por aquí pasan muchos muchachos con drogas en el bolsillo o viciosos y ella al sentir el olor los encamina y los guapea”, cuenta don Enrique Ochoa Pérez. Por su parte, doña Carmen Cabarcas relata “Yo le digo que ella es racista, ella ve a un mono que le habla y ella es feliz, pero apenas ve a un negrito todo maluco ella enseguida le ladra hasta que lo saca del parque”.  De acuerdo a la Asociación Protectora de Animales, diariamente en Cartagena son atendidos tres animalitos víctimas de agresiones. El brillo de Luna se apaga con la luna. El anhelo es que encuentre un hogar que la resguarde cuando haya sol y cuando se oculte.