Consternados están los familiares del joven colombiano Álvaro Brochero López,  de 27 años, quien fue asesinado en el estado de Zulia presuntamente por miembros de la guardia venezolana.
Manuela López, madre del joven, quien vive en el corregimiento de Palermo, ubicado en el municipio de Sitionuevo (Magdalena), contó que supo lo que le había ocurrido a Álvaro ayer tras recibir la llamada de uno de sus aua hijos que vive en el vecino país.
López relató que su hijo le comentó que la esposa de Álvaro fue quien le dijo que habían sido miembros de la guardia venezolana los que lo habrían asesinado, mientras él estaba trabajando en la finca que cuidaba desde hace un par de años.
"Yo sé que fueron los de la guardia. Ellos andan persiguiendo a los colombianos. Si nosotros no nos hubieramos venido, nos hubiera pasado lo mismo", relató Manuela, a la vez que secaba las lágrimas que mojaban sus mejillas.
La mujer contó que la familia requiere ahora de unos 30 millones de bolívares para poder retirar el cuerpo de su hijo del hospital y hacer los respectivos preparativos fúnebres.
"Pedimos al Gobierno que nos ayuden. Nosotros no tenemos dinero", agregó una de las hermanas del colombiano asesinado.