Una menor de 14 años fue quemada con una plancha por parte de su madre después de tatuarse su cuerpo. La  reacción violenta de la madre se presentó tras la desaprobación al descubrir el tatuaje del nombre de la niña en sus muslo, por lo cual encendió la plancha y la colocó allí, donde la menor se había tatuado. La joven recibió quemaduras de segundo grado después del hecho que se registró en el municipio de Sabanalarga. Las autoridades de Policía y adolescencia y el ICBF atenderán este caso.