El capitán Julio César Póveda, capitán de Puerto de Cartagena, manifestó que ni el muelle de Manga ni el ubicado en el Paseo Peatonal de Bocagrande, están autorizados para zarpe de embarcaciones turísticas. La aclaración fue realizada ante el último incidente que se registró en barrio de Manga, en donde fueron sorprendidos varias motonaves con operadores turísticos, que pretendían movilizar a unas 200 personas a Playa Blanca y Cholón. El oficial naval reiteró que los únicos puntos habilitados para el transporte marítimo de pasajeros son el Muelle Turístico de La Bodeguita y las marinas debidamente autorizadas. Advirtió que el zarpe y transporte marítimo desde puntos que no cuentan con los permisos emitidos por la Dimar, son ilegales y que por tanto, es necesario que la ciudadanía se abstenga a contratar dichos servicios. "Hay algunos muelles en Manga y Bocagrande que han sido construidos y básicamente su función es ser un punto para las personas que tienen o son propietarias de sus botes, que son utilizados para actividades privadas, personales o para hacer un tráfico menor en la Bahía de Cartagena", expresó. Sin embargo, aseguró el capitán Póveda que han identificado que algunos propietarios de motonaves "están arrendando sus embarcaciones" para ser utilizadas con fines comerciales, específicamente para el transporte marítimo de pasajeros. E inclusive, indicó que quienes han sido sorprendidos realizando este tipo de zarpes, aducen que se trata de un evento familiar para evadir el control de la autoridad. "Hemos visto el incremento considerable de personas que han adquirido sus botes, que han importado yates, y que finalmente los usas para finalidades personales y de recreo. Eso es lo que se les está autorizando esos tipos de de muelles y no una actividad comercial", recalcó. Y agregó: "Hay gente inescrupulosa que utiliza botes no autorizados y estamos ya con un trabajo articulado con Guardacostas y Autoridad Marítima para hacerles seguimiento y sancionarlos. De hecho, en la pasada temporada turistica de Semana Santa, hicimos un proceso amplío y tendiente, orientado a controlar ese tipo de botes que no están autorizados para el desarrollo de actividades comerciales". Estos zarpes de embarcaciones de muelles no autorizados están incurriendo en violaciones a las normas de marinas mercantes, por lo que la Capitanía de Puerto de Cartagena está facultada para abrir procesos investigativos y sancionatorios contra las empresas o personas que realizan estas actividades ilegales, donde RCN Radio conoció que ante la Autoridad Marítima están en trámite varios procesos de esta naturaleza.