Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Atracan local comercial en pleno Centro Histórico de Cartagena

Foto: RCN Radio



En las últimas horas, una pareja de delincuentes ingresó a un restaurante del Centro Histórico de Cartagena y hurtó dos millones 500 mil pesos, dos celulares, una Tablet y otros dispositivos electrónicos del lugar.

De acuerdo a las autoridades, un hombre y una mujer, ingresaron al sitio pasadas las 9 de la noche y luego de consumir un sándwich, desenfundaron armas de fuego y amordazaron a los trabajadores.

El secretario del Interior de Cartagena, Fernando Niño, aseguró que este hecho ya se encuentra en investigación por parte de agentes especiales de la Policía.

"La policía Metropolitana anoche atendió un caso en el restaurante Sandwich Cubano, al parecer ingresó una pareja a las 9 de la noche, cuando vio que no había nadie, intimidó a los empleados, los llevó a una bodega, ahí los amarró y hurtó los dineros que se encontraban en la caja y los teléfonos de los empleados", dijo el funcionario.

Este hecho enciende las alarmas sobre las condiciones de seguridad que tiene el lugar turístico más importante del país, debido a que los presuntos responsables se movilizaron por las calles del centro histórico portando un arma de fuego.

De acuerdo a las autoridades, al momento del robo no habían turistas en ese lugar y no se reportaron personas heridas.

"Hemos solicitado a la policía que en el menor tiempo posible se determine quienes cometieron este hurto al establecimiento de comercio, que los responsables sean judicializados y se fortalezcan los canales de comunicación con los administradores de los negocios para evitar que actos similares se repitan", añadió.

Los delincuentes hurtaron las grabaciones de las cámaras de seguridad y en su huída dejaron a los trabajadores encerrados en una bodega.

Se debe señalar que los fines de semana son los días en que se registra mayor presencia de turistas en las calles del centro de Cartagena. El hecho ocurrió en la reconocida calle Badillo, cerca al Parque Fernández de Madrid.