Cargando contenido

Foto archivo de RCN Radio.



Las comunidades de Santa Ana, Ararca y Barú, se encuentran incomunicadas como consecuencia del mar de leva que sacude a la zona insular de Cartagena.

Las fuertes corrientes y el alto oleaje que se registra en la zona ha ocasionado restricciones en la movilidad de los pobladores de estas comunidades, las cuales se conectan entre si a través del sector conocido como Playetas.

José EleuterioRodríguez, presidente del Consejo Comunitario de Santa Ana, manifestó en diálogo con RCN Radio que debido al paso restringido por ese corredor, los pobladores no pueden transitar ni por moto ni con cualquier otro vehículo por esta vía, lo que literalmente les impide poder comunicarse por carretera con Cartagena.

Señaló que hay preocupación en las comunidades por la persistencia del mal tiempo, debido a que Santa Ana, Ararca y Barú, subsisten de las actividades de la pesca y el turismo, las cuales en estos momentos no se pueden realizar, debido a las condiciones adversas que se presentan.

De acuerdo con las autoridades en Cartagena y por recomendación del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (Cioh), se restringió desde hoy el zarpe de embarcaciones menores hacia la zona insular, al igual que está prohibido el ingreso de ciudadanos a las playas, debido al alto oleaje que se registra y que ha ocasionado inundaciones en la zona turística de la ciudad.