Durante una reunión organizada por gremios en el Atlántico se tocó el tema de inseguridad que azota al departamento, en especial a Barranquilla y su área metropolitana. Arturo García, miembro del equipo investigador y quien trabaja en conjunto con comerciantes expuso su preocupación debido al incremento de menores de edad que delinquen en la capital del Atlántico. Aseguró que bandas delincuenciales trabajan de de forma independiente, según sus investigaciones habría una cabeza detrás que los coordina y que además los convoca a través de redes sociales. El investigador agregó que en Barranquilla existen 200 agrupaciones focalizadas por barrios. “La microstructura que llevan los menores,  operan en barrios el Bosque, El Ferri, en La Luz, en Rebolo y no están están articuladas organizativamente, son independientes, con una cabeza que los coordina y con una acción de intervención directa y de control a través de las redes sociales y de la tecnología que hoy están utilizando como mecanismo de crecimiento y multiplicación”, relató. García mencionó que la inseguridad en la ciudad , es el resultado de ser una comunidad cómplice y permisiva del delito, por lo cual se ven los resultados de naturaleza social. Agregó que hay una acción dirigida de estructuras criminales de orden nacional e internacional que se tomó a Barranquilla. Actualmente la Policía Metropolitana y Departamental se encuentran en constantes consejos de seguridad de la mano del Distrito y Gobernación para lograr un golpe contundente a esta situación.