El alcalde de Montecristo, Flanklin Segovia Franco, informó que por cuenta de la creciente del río Magdalena, en su municipio se encuentran damnificadas más de 7 mil personas que representan alrededor de mil 535 familias. Según el mandatario, la emergencia que se vive en los 13 corregimientos que componen el municipio, está generando brote de enfermedades como viruela y diarrea, donde los niños son los más afectados. Señaló además que el pasado 23 de noviembre se decretó la calamidad pública en Montecristo con el objetivo que gestionar con carácter urgente los recursos ante las instancias departamentales y nacionales para socorrer y atender a las personas que se encuentran golpeadas por esta situación. "La situación es bastante crítica y lamentable. Tenemos 7.600 personas damnificadas en nuestro municipio que equivale a unas 1.535 familias afectadas, 732 viviendas afectadas y 3.500 hectáreas de diferentes cultivos pérdidas en nuestro municipio y 350 reses de pequeños ganaderos", expresó. Sostuvo que en la zona no ha parado de llover en los últimos días, ha generado una incomunicación entre los corregimientos de El Dorado, Nuevo Paraíso, Campo Alegre y Villa Esperanza, hacia el casco urbano de Montecristo. "Estamos con taponamiento de vías", apuntó. Indicó que en otras poblaciones como Pueblo Lindo, Betania, Platanal, San Agustín, Regencia y Villa Uribe "están en su totalidad bajo en agua", y advirtió que a pesar de que a nivel departamental fue presentado el reporte para consecución de ayudas, todavía no han recibido ningún tipo de respuesta. "Hasta el momento no han llegado las ayudas. Hemos hecho presencia en el tema de salud con lo que puede el municipio y a más tardar mañana estarán llegando algunos mercados para tratar de mitigar un poco la necesidad que tiene la gente en los diferentes corregimientos del municipio", afirmó.