Angustiados se encuentran los padres de un joven de 14 años de edad, quien se encuentra recluido en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica La Milagrosa  de Santa Marta debido a una cardiopatía hípertrófica, por la cual debe ser remitido de urgencia a otra unidad médica de alta complejidad en otra ciudad, situación que no se ha sido posible debido a problemas administrativos con la EPS Coomeva. Según Claudia Caballero, madre del joven,  su hijo tiene “un soplo y una masa dentro de su corazón, el cual le ha crecido porque esto lleva dos años de proceso desde que le diagnosticaron la patología cardiológica en la Cardiovascular de Bucaramanga”, confirmó. El menor desde hace siete meses no tiene control médico ya que la EPS Coomeva no ha autorizado las órdenes de atención, por lo que ha sufrido algunas recaídas. “Mi hijo recayó el 16 de julio, por lo que está hospitalizado en la Clínica La Milagrosa, ha tenido varios síntomas de infarto, el pasado jueves tuvo uno y lo que necesita mi hijo es un traslado urgente, porque necesita una operación de corazón”, aseguró la madre del joven. Aunque hay una orden emitida por el Juzgado Sexto desde el año 2015 que falló una tutela para que el adolescente sea remitido a otra unidad en otra ciudad, hasta el día de hoy esto ha sido imposible. Según los resultados que reportó un laboratorio de Madrid España, la extraña enfermedad del pequeño es de tipo genético.