Cargando contenido



El asesinato de Yuleicy Olave a manos de su expareja, y la brutal agresión que sufrió una joven de 22 años por parte de su compañero sentimental, que cegado por los celos la agredió con varios martillazos en la cabeza, han encendido las alarmas entre organizaciones defensoras de los derechos de la mujer en Cartagena y Bolívar.

Ambos casos se registraron en el primer mes del año, en hechos que se registraron respectivamente en los municipios de Maria La Baja y el Carmen de Bolívar.

En el primer incidente, la víctima accedió a un encuentro con su exnovio luego de éste insistiera en qué necesitaba hablar con ella, quedando en reunirse en el apartamento en donde éste vivía. Allí, tras sospechas de familiares de Olave que alertaron a las autoridades ante la larga ausencia de la joven, la encontraron a ella y al hombre muertos en el inmueble.  (Lea también: María La Baja registra el primer feminicidio de Bolívar en el 2018)

En segundo caso, se conoció luego que un hombre identificado como Carlos Cárdenas, se presentó voluntariamente ante la Estación de Policía del Carmen de Bolívar. Esta persona informó a los uniformados que en un arranque de celos atacó con varios martillazos en la cabeza a su pareja, Sandra Paola Peña Rico.

La mujer, que sobrevivió a la brutal golpiza, requirió ante la gravedad de las heridas, que fuera trasladada a un centro médico en Sincelejo (Sucre), donde su pronostico es reservado.

Rubiela Valderrama, vocera de la Mesa de Mujeres de Cartagena y Bolívar, consideró que la gravedad de estos hechos hacen necesario que las autoridades tanto policiales como de gobierno en esta zona del país, prioricen acciones que garanticen la vida de las mujeres.

"No han pasado 15 días del nuevo año y ya tenemos el primer caso de feminicidio y más de 5 casos aberrantes de violencia contra las mujeres en Cartagena y Bolívar. Martillazos en la cabeza, golpes, amenazas de muerte, es lo que han recibido muchas mujeres en este inicio del 2018", afirmó.

Ante estos casos, al cual se le suma el homicidio de una joven cartagenera a finales de diciembre del 2017 en Cereté (Córdoba), un grupo de ciudadanos ha decidido alzar su voz de protesta con una manifestación pacifica que tendrá lugar el próximo sábado 13 de enero en la Plaza de la Paz, en el centro histórico de Cartagena.